Ayuda psicológica en reproducción asistida, preparación psicológica al embarazo, parto y postparto

Nbaby-22079_1920ormalmente, parejas que recurren a un tratamiento de reproducción asistida para concebir un hijo sufren alteraciones emocionales. Estas son causadas tanto por el propio problema o como consecuencia de las técnicas de reproducción asistida a las que han de someterse.

Estas técnicas frecuentemente generan estrés y ansiedad, pudiendo dificultar e interferir en los resultados del tratamiento.

Situaciones como la donación de óvulos, semen o embriones, el embarazo en mujeres solas o a una edad avanzada, son circunstancias que en muchas ocasiones generan ansiedad requiriendo apoyo psicológico. Ya que está demostrado un mayor éxito de estas técnicas en ausencia de ansiedad y estrés.

Cuando las parejas que se someten a un tratamiento de reproducción asistida reciben un trato cercano, amable y personalizado, superan el proceso con mayor éxito. De ahí la importancia del asesoramiento psicológico, es aconsejable que cada pareja se entreviste con un psicólogo especializado para compartir y expresar todas sus dudas y miedos.

Las parejas que reciben este apoyo durante el tratamiento tienen un conjunto de técnicas y estrategias que minimizan el estrés y ayudan a tener un mejor control emocional con el objetivo de disfrutar de una mejor de calidad de vida durante los tratamientos de reproducción asistida lo que le llevará a tener más éxito.

La Terapia ayuda a disminuir el número de tratamientos médicos de fertilidad y la tasa de abandonos, incrementando notablemente la tasa de embarazos, la estabilidad emocional y la calidad sexual de la pareja.

sperm-806391_1280Estrés y fertilidad

Cada vez más sabemos como el estrés afecta de manera significativa a los procesos de reproducción reduciendo la probabilidad de que una mujer pueda quedarse embarazada de manera natural e incluso cuando se recurre a técnicas de reproducción asistida.

La manera como el estrés afecta a cada persona depende de factores individuales. Por lo que el estrés afecta a cada miembro de la pareja de una manera diferente.

En la mujer, el hipotálamo que es el que regula la respuesta al estrés y las hormonas sexuales, puede ocasionar problemas de fertilidad. En casos de estrés excesivo puede incluso causar a la supresión del ciclo menstrual y en casos más leves, puede causar anovulación (ausencia de ovulo), o ciclos menstruales irregulares.

Para que se dé una buena implantación es necesario que haya buenos niveles de estrógenos y progesterona, por lo que aunque el ovulo haya sido fecundado, el embarazo no sigue adelante. También la respuesta al estrés puede afectar a la fertilidad, al interferir con el transporte del óvulo y los espermatozoides a través de la trompa de Falopio o alterando el flujo sanguíneo uterino.

Las mujeres sometidas a tratamiento por infertilidad tienen un nivel de “estrés” similar, o incluso más alto, que el de las mujeres que se enfrentan a enfermedades graves como el cáncer o enfermedades cardíacas, siendo normalmente el estrés y el malestar psicológico la causa principal de abandono de los tratamientos de fertilidad.

En el hombre, nos encontramos con que el estrés puede reducir la cantidad y calidad del esperma. También puede suprimir la libido, ser causa de disfunción eréctil, afectando a la frecuencia de relaciones sexuales y por tanto a la fertilidad.

La terapia ayuda a sincronizar cuerpo-mente-emoción y ayuda a descubrir las capacidades y las dificultades personales en el proceso.

 

Preparación a la maternidad con Hipnosis

birch-1498550_1920Se utilizan técnicas de hipnosis, relajación y de imaginación guiada para ayudar en el proceso tanto de embarazo como de parto, con ello se consigue rebajar las tensiones corporales, físicas y psicológicas, que le ayudarán a relajarse y a colaborar con su propio cuerpo en el proceso del embarazo y el parto.

Es muy aconsejable para aquellas mujeres que puedan sufrir alteraciones psicológicas o emocionales durante el embarazo o padezcan un excesivo miedo al parto. Así como para aquellas mujeres que quieran tener un parto natural, ya que se le dotará de herramientas para poder relajarse durante las contracciones y a tener autocontrol emocional.

 

Depresión postparto

El embarazo es uno de los procesos más complejos a los que puede estar sometido el cuerpo humano ya que suceden muchos cambios físicos, emocionales y hormonales, siendo posible que estos cambios tengan como consecuencia, posterior al parto, la presencia de un cuadro depresivo.

Emocionalmente la futura madre puede experimentar ansiedad, irritación, tristeza, temor, miedos, que pueden ser causados por los cambios químicos y hormonales que experimenta su cuerpo, así como por los cambios de vida que se esperan para atender al bebé.

La depresión postparto se presenta normalmente en las primeras 4 semanas después del parto

y es recomendable buscar ayuda profesional para tratarla.

baby-hand-847819_1920

Se pueden experimentar síntomas como:

– Ansiedad y depresión
– Sensación de inutilidad e incapacidad para atender al bebé
– Falta de apetito
– Sentimientos intensos de culpa por todo
– Sentimientos negativos hacia el bebé
– Pensamientos suicidas

 

 

Si no ha encontrado lo que busca, puede enviarnos una consulta que será contestada por uno de nuestros psicólogos con la mayor brevedad posible.

mail-1454734_1280